Entrevista a Agustín Gurulé


Háblanos de ti. De tu vida, de tu infancia, de tu juventud.

Nací en casa el 27 de abril de 1993 en Alameda, Nuevo México, un pueblito donde se hablaba español. Mi padre tenía 70 años cuando nací y mi madre 36. En virtud de que ella había contraído nupcias con anterioridad y la iglesia no permitía el divorcio, ellos nunca se casaron. Por lo demás, eran buenos católicos.

Tuve cinco hermanos y tres hermanas mayores. Los cuatro primeros nacieron entre algodones pues mi padre tenía la única tienda de abarrotes del pueblo y una granja de hortalizas que contrataba mucha mano de obra. Los últimos cinco de nosotros nacimos en una gran pobreza. Durante la Gran Depresión, mi padre había alimentado a toda la comunidad a base de crédito por ocho años esperando que le pagaran cosa que jamás ocurrió. Con la excepción de la casa familiar, todo se perdió al pagar a los acreedores.

A los quince dejé la casa para estudiar en el seminario y convertirme en sacerdote católico. La iglesia pagó mi educación, cuatro años de licenciatura y otros cuatro años de posgrado. Fui ordenado como cura católico el 28 de mayo de 1960. Tenía 27 años. Fui cura de una parroquia por seis años. Cuando abandoné el sacerdocio y contraje matrimonio, obtuve mi licenciatura en leyes en 1970. Mi esposa murió súbitamente de una hemorragia cerebral en 1975. Contraje nupcias de nuevo con mi actual esposa y me dediqué a varios oficios. Trabajé como abogado por cinco años y fui agente de bienes raíces por 13 años. Obtuve mi título de profesor en 1998 y enseñé español e inglés a nivel bachillerato hasta que me retiré en 1999 a la edad de 66 años.

¿Qué significa para ti MKP, cuándo te iniciaste y qué edad tenías?

Para mí el MKP es el lugar donde los hombres tienen la oportunidad de experimentar un “Rito de Paso” aprendiendo qué se requiere para dejar de comportarse como niños y comenzar a vivir como hombres. En el NWTA de MKP, un hombre inicia sanando heridas de su infancia que lo han mantenido comportándose como un niño. Y al juntarse con regularidad con sus compañeros “Nuevos Guerreros” en un Grupo de Integración de MKP, con su apoyo, puede hacer el trabajo duro que se requiere para convertirse en un hombre íntegro, en un hombre cuya palabra es de oro.

Conocí en 2002 a un hombre que me dejó impresionado. Él parecía el tipo de hombre que yo quería ser. En reuniones él insistía en expresarse en la primera persona del singular y nos criticaba a los demás cuando opinábamos diciendo “La gente dice que …” o “Se dice que …”. Él decía “Si es tu opinión ¿por qué no la haces tuya?” Yo también notaba que él era un hombre de palabra. Yo podía confiar en que él haría lo que había acordado hacer. Parecía que sus pensamientos, palabras y acciones siempre estaban en concordancia. Le pregunté dónde había aprendido eso. Me dijo que había sido iniciado en The ManKind Project. Cuando me dijo que esta organización les muestra a los muchachos cómo convertirse en hombres, ofrecí mi ayuda. Sin embargo él dijo que debería de estar iniciado para ello. Así que me inicié en marzo del 2000 hice mi NWTA a los 69 años.

¿Qué recomendación le harías a la comunidad de los hombres iniciados de México?

Mi recomendación a todos los hombres iniciados por MKP es que acudan religiosamente a las reuniones de los Grupos de Integración con otros compañeros iniciados para que se conozcan a sí mismos. Al compartir sus sentimientos con otros hombres y escuchar a otros hombres describir cómo se sienten, se entenderán mejor a sí mismos. Aprenderán a expresar sus emociones libremente y a estar más a cargo de sus propias vidas.

¿Qué es el Camino de los Elders?

La Vereda de los Elders (Adultos Mayores) es una jornada, no un destino. El MKP dice que la jornada inicia a la edad de 55. Parece que ésta edad se decidió así porque es la edad de cuando consideraban los indígenas que los hombres eran unos adultos mayores sabios. Sin embargo la mayoría de los hombres en esa época fallecían a los 60. Hoy en día, a los 55, la mayoría de los hombres aún pueden estar activamente persiguiendo sus metas ocupacionales o profesionales.

Se considera que un Adulto Mayor es un hombre quien ha vivido una vida larga, ha acumulado muchas experiencias vitales y tiene la sabiduría que ha aprendido al vivir. Se cree que está ahora menos enfocado en sus logros ocupacionales o profesionales y está listo para ser un mentor, bendecir y ayudar guiando a hombres y mujeres menores a lograr sus propias metas y conseguir mayor madures. Él comienza a sentir esta energía de abuelo que bendice lo que le permite reconocer la bondad que él ve en otras y otros. Hombres y mujeres acuden a él en pos de sus consejos. La Jornada del Adulto Mayor inicia cuando él se siente a gusto siendo mentor y bendiciendo a otras y otros.


Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square