Primer líder Mexicano de la Ceremonia de Purificación y Renovación


Plática con Eduardo Osés

¿Qué significa para ti este nombramiento y esta bendición?

(Silencio) Al final es una gran responsabilidad. No es una cuestión como de una estrellita más. No va tanto por allí en realidad yo sí la tomo como una gran responsabilidad, honrar el esfuerzo que ha tenido MKP como comunidad. Esta ceremonia bendecida por la comunidad Lakota y por la comunidad tradicional aquí en este país todo el trabajo de unión que eso conlleva. Yo creo que las tradiciones aquí en EEUU, tienen, han tenido mucho dolor, mucho esfuerzo, mucho conflicto y creo que a final de cuentas tener esta bendición por parte de ellos eso representa, representa mucho, que vean en mí a una persona que está dispuesta a respetar, a honrar estas tradiciones como propias. Creo que eso es importante para mí, por lo menos, nunca perder de vista de dónde viene este protocolo, esta ceremonia. Lo tomo con un profundo respeto. Con un profundo respeto.

Tú estás en MKP desde hace cuatro años. ¿Aprendiste todo lo relacionado con la ceremonia de purificación desde hace cuatro años o tenías experiencia previa?

Sí tengo conocimiento previo de las tradiciones Lakotas y de otras tradiciones en México. No soy un experto. Y en un principio ello me generó mucho conflicto porque obviamente yo sé lo importante que estas tradiciones son para las comunidades en México y fuera de México y entonces mi conflicto eso el no querer faltar al respeto al no sentirme preparado. Hasta que pude entender que es un protocolo más, un proceso más dentro del fin de semana, que esta Bendición no me da autorización ni bendición para correr absolutamente nada más que esto. Al final el tener contacto con tradiciones, con esta o cualquier otra tradición similar si me permite tener mucho más acceso a entender la magnitud a entender el profundo respeto, a entender lo que ellos llaman “The good way”, la buena manera de hacer las cosas. Creo que si me preguntaras a mí es mucho más fácil entender que este es un protocolo diferente y especial, esto es aunque toma el formato de tradiciones es una ceremonia independiente. Así fue más fácil dividirlo en mi cabeza: estas dos partes, estos dos mundos, y sería más difícil para un hombre que no tuviera acceso a estas tradiciones, sería como saber a qué se refieren al trabajarlo de buena manera. Para mí creo que sí es un camino importante - el haber tenido exposición previa a la tradición para entenderlo. Entender lo importante para mí de entender la buena manera de hacer las cosas.

Y ¿qué representa para ti nuestra comunidad en México del Guerrero Moderno, qué es lo que cuidas en nuestra comunidad?

La responsabilidad empieza con este primer paso a poder sostener lo que ellos llaman “desde abajo” y se refiere en realidad a no perder piso. Es una posición que nos invita a todos a mantenernos arraigados, conectados a la tierra, conectados a nuestros instintos, conectados a nuestro corazón. Yo así lo tomo. Es fácil para mí y como hombres creo nos perdemos en la mente –es una condición humana– pero entonces esta invitación está para siempre bajarnos a la tierra, pero sobre todo para vivir las cosas desde el corazón.

¿Puedes explicarnos un poco más cómo sientes la conexión que hay?

Es una ceremonia que desde tiempos ancestrales constituye una invitación para regresar al vientre de la madre tierra para no perder esa conexión. Es una oportunidad de eso, de volver al vientre, y realmente sentirte parte de ella, cobijado, protegido, y cómo reconectarnos con ese cordón umbilical que nunca se ha roto.

(Juan Manuel Arrieta) La parte que a mí me gusta de Lodge Keepers’ Society (LKS) especialmente y de MKP es que jalaron a gente que jamás iba a tener la oportunidad de acercarse a una tradición americana real y les da la oportunidad de experimentarla pues es algo completamente vivencial.

Para mí si –obviamente– desde antes que yo estuviera en MKP la medicina del temazcal siempre me ha llamado, siempre había pensado en meterme, de alguna manera, en las tradiciones para poder tener la bendición y poder compartir esta medicina. Pero entiendo –obviamente– que lo que me frenaba mucho es esta gran responsabilidad y como tal requiere de un gran proceso de preparación que es bastante rudo de cierta manera como el Camino rojo que le llaman que es más apegado a las tradiciones del norte como la búsqueda de visión, danzas al sol y otros requisito fundamentales para poder llegar a compartir esta medicina. Es un acercamiento diferente pero está unido a final de cuentas. El estar atrás de la cubeta en esta ceremonia es un regalo el poder compartir el poder de este regalo, de esta medicina – así lo veo.

Para finalizar ¿cómo invitarías a los hombres en México para que se acerquen, cómo podría saber un hombre en México si siente el llamado?

Creo que todos tenemos el llamado. Quizás algunos lo tienen más dentro y otros en la superficie. O en el inconsciente, no lo sé. Es un anhelo por la espiritualidad y todos lo tenemos. Creo que esto en México está más a flor, lo veo –es mi juicio– pero lo veo más a flor de piel. Como cultura tenemos un mayor acceso a una espiritualidad más profunda y gracias a Dios yo creo también que esta conexión no se ha perdido del todo. Sí la tenemos un poco más en la consciencia de nuestro presente que los hermanos de aquí de EEUU y mi invitación es que todos nos acercáramos aquí. No puedes decir nada si no lo conoces. Para mí ese es el reto desde mi posición a tratar de unir esto que para los hermanos del norte está tan dividido: estas dos energías de líder y guardián. Creo que un buen guardián es un buen líder y un buen líder es un buen guardián. Esta es mi invitación. Y mi empuje. Creo que no debería haber un hombre en MKP que no pase que no camine por estos dos senderos. Todos tenemos este llamado. Creo que dentro de la asociación hay mucho tabú alrededor de LKS y mucho juicio. Mi experiencia ha sido otra. Es gente muy sensible. Es ente muy amorosa. Es gente que ha tenido caminos de vida muy difíciles eso ha hecho que la máscara con la que una persona se vincula sea fuerte y agresiva y dura, pero en realidad es la máscara, pues dentro de ella está la persona más sensible que yo he conocido.

Como corolario ¿cómo vas a formar el equipo para el próximo fin de semana en México?

El equipo ya está formado. Para mí el apoyo de Juan Manuel es fundamental. Con él me siento acompañado, protegido, querido, sustentado y para mí eso es importante. Lo menciono porque es así: tal cual. La retroalimentación que recibimos los dos éste fin de semana en particular –en The Land oy my Grandfathers, Texas, EEUU– hacemos un buen complemento. La energía de Juan Manuel no la tengo yo y yo tengo una energía que no tiene él y se balancea muy bien. Entonces nosotros dos al frente y Rafael Camargo que siempre está con gusto de aprender y seguir, así como Fernando Lozada tiene esa conexión Gerardo habemos gente que nos gusta y tratar de invitar. Nuestro reto es ese: acercar y te incluyo en él acercar la parte de esos dos o tres mundos que viven en MKP: la de los abuelos con la de los líderes con la de los guardianes. Es exactamente la misma energía simplemente en diferente cuadrante.

Muchas gracias Eduardo, Bendiciones. ¡Aho!


Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square